Site Overlay

Tríptico

Triptico - Video instalación
Triptico - Video instalación

El cine es hacer música con la pintura
Jean-Luc Godard

Esta instalación que integra la proyección de imágenes tiene por objeto precisar y reforzar el significado de ésta, también de crear una situación en donde la relación física al objeto se establece por la definición de un campo espacial. La proyección de las imágenes se efectúan sobre tres soportes diferentes de materia y de textura, los llamo “columnas”. Sus disposiciones permiten jugar sobre la profundidad, y, creando intervalos, establecer distancias y disociaciones.

El espacio escultural :
Esta escultura tripartita introduce el cuerpo en el espacio de la obra, poniendo en juego el lugar y el papel del espectador. Estos elementos de proyección, puestos en relación los unos con los otros, determinan tensiones y acordes a través de “bloques de significados” distintos y que sin embargo mantienen una determinada reacción. El de una disposición de acontecimientos en el tiempo, influyendo sobre el ritmo, el sonido entre la materialidad
y la inmaterialidad de la imagen.

Columna de la izquierda :
La imagen se inscribe sobre un tejido transparente blanco y fino, recordando una cortina de ventana. Los pliegues verticales evocan los surcos de una columna sólida, pero la materia flexible del tejido se somete a los caprichos del aire... La imagen podría volar, en el “infra fino” del interior/exterior. Interpreta el simulacro de una desmaterialización a través de la trama del relato, que constituye una inmersión en la medida en que uno se proyecta en la transparencia de la imagen, como las que se encuentran en los sueños.

Columna del medio :
La superficie de proyección es una chapa de hierro. Esta parte central es la más elaborada, más compleja, la más retorcida, varios conceptos contradictorios se enmarañan y se superponen. Estamos en la caverna de Platón ocupada por las sombras, las visiones quiméricas, en la gruta o dentro de la mina, en lo mineral.
Esta placa actúa también como un espejo donde viene a reflejarse nuestra propia imagen que se superpone a la primera poniedo al espectador en frente de sí mismo : colocados en esta situación, participa. La placa de metal está suspendida, inmóvil, pero podría moverse, es decir, efectuar un balanceo pendular o temblar; emitiría entonces el ruido del trueno. Bastaría golpearla para que se haga tambíen címbalo.

Columna de la derecha :
Perpiaños en hormigón celular blanco superpuestos determinan una torre en done viene a proyectarse la imagen de un personaje y de su sombra; viajero inmóvil. Por su espesor parece el más importante de los tres elementos del dispositivo escenográfico. Se erije tal como una columna y se convierte en el corpus, es decir un bloque monolítico en donde la imagen de la figura hace cuerpo con la masa del sustentáculo. Es una manera de parar el tiempo,”de suspender la noche”, de dar un peso a la sombra fugitiva, de “bloquear” la temporalidad. Además de la aspereza de la imagen, de la rugosidad de la materia su resonancia sorda acentúa el silencio; esta calidad de mate, absorbente, escucha... La disposición de los elementos de construcción por estratos hace pensar en el trayecto de la escalera, como si formase la columna vertebral participando en la edificación del ser representado, acentuando su aislamiento,“solitario, solidario”, diría Albert Camus. Crea un efecto de distancia, de ruptura.